5 Claves de éxito para el Comercio de Proximidad

Los factores clave presentados funcionan como un conjunto coherente: ubicación, concepto, calidad de servicio, posicionamiento de marketing, comunicación. Detallamos cada uno de los elementos.

Localización, ¡el primer factor de éxito!

La situación geográfica de tu comercio es determinante. Es necesario apuntar a lugares de paso, como las calles comerciales del centro de la ciudad o zonas comerciales.

Pero una buena ubicación no es suficiente. También es necesario garantizar un servicio excepcional y duradero. Un comercio con un campo de acción limitado al barrio: ¡es necesario, por lo tanto cuidar, a tus vecinos! Serán tus principales clientes.

¿Es necesario un concepto original para tener éxito?

En un mercado competitivo, lo ideal sería ofrecer una oferta innovadora. Pero las ideas revolucionarias son raras y el plagio frecuente. En su defecto, es necesario proponer un concepto original o hacerlo mejor que los demás.

Una forma sencilla de mejorar tu concepto: visitar a un competidor, identificar como consumidor lo que te perturba y hacerlo mejor. Estate atento a las necesidades del consumidor y cubre dichas necesidades.

La calidad de la prestación

El boca a boca tiene doble filo: positivo, te traerá publico objetivo, es decir, consumidores que han oído hablar de tus servicios y están esperando el mejor tratamiento. Si la experiencia del cliente es pobre, tu reputación sufrirá y el boca a boca hará el efecto contrario.

La impresión del cliente dependerá de la actitud del personal (que debe estar motivado y ser competente), los productos vendidos, la higiene y, en menor medida, el merchandising.

Posicionamiento de marketing y precio de servicio

Puedes tener una muy buena ubicación, proponer un concepto original y una calidad excepcional de servicio sin tener éxito, para ello es necesario definir tu localización y asegurarte de que se dirige a los buenos clientes.

La ubicación debe coincidir con tu oferta: si estás situado en un barrio modesto y ofreces gama muy alta, tendrás dificultades para despegar las ventas. Los restauradores saben algo al respecto. El precio del servicio o del producto será decisivo: piensa cuidadosamente sobre las tarifas que vas a aplicar.

Algunas tiendas, sin embargo, están dirigidas a todo tipo de público: por ejemplo, farmacias y lavanderías. Los estudiantes, los seniors, los altos directivos y las familias utilizan estos servicios indiscriminadamente.

Otro factor de éxito es el tamaño de la tienda. Evaluar el tráfico y elegir el tamaño de tu comercio en consecuencia. Mejor una tienda de tamaño mediano que una gran tienda: las acciones y la logística son más fáciles de manejar y se limita el riesgo de no vender.

Una comunicación clara y directa

Dirigir un mensaje claro que inspirará a tus clientes para elegir tu marca sobre otra. Esta comunicación se realiza en el sitio y en la web (sitio web, blog, Google AdWords, Facebook Ads…).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *